Lo mejor siempre es conservar tus propios dientes

Con la endodoncia se  limpia y desinfecta el conducto del diente por el que transcurre el nervio. Se realiza cuando este está afectado, por ejemplo, debido a una caries avanzada.

¿Qué es lo que hace que me duelan los dientes?
El tejido nervioso de los dientes se puede ver afectado por un sinfín de causas; una de las más frecuentes es la caries avanzada. Cuando esto ocurre, lo primero que notarás será sensibilidad a cambios térmicos, lo cual se puede solucionar con un empaste. Si esta técnica no se realiza a tiempo, la caries afectará al nervio de manera irreversible, ocasionando un grave dolor al paciente y siendo necesaria la endodoncia. Si se deja pasar más el tiempo y todo el nervio está infectado, lo que se produce es lo que se conoce como necrosis pulpar, que puede afectar al hueso circundante y hacer que aparezca un flemón. La endodoncia es necesaria también en estos casos, aunque no se garantiza el éxito total del tratamiento.

¿Que conseguimos con la endodoncia?
Aunque ya hemos determinado al inicio qué es la endodoncia, habría que aclararse que es un procedimiento de tipo conservador y poco invasivo. Para realizarla, se utiliza la anestesia local y lo que se pretende con dicho tratamiento es alargar la vida de los dientes afectados y evitar su extracción y las consecuencias negativas de ello.

Y es que, desde la Clínica Dental CMD Serveis tenemos claro que, a pesar de que hoy en día existen alternativas de prótesis muy satisfactorias, lo mejor es mantener el  diente natural.